Aposté a las cartas y gané follarme el culo de mi hermanastra

La tarde parecía que iba a ser aburrida, así que mi hermanastra y yo decidimos jugar a las cartas. Eso si, quise apostar con ella algo para hacer la partida más entretenida, pero en lugar de dinero ella quiso apostar su culo. Así que si ganaba me la podría follar por detrás y al final, logré hacerlo fácilmente. Parece que incluso pudo dejarse ganar, pero me dio lo mismo ya que gocé dándole por detrás y parece que ella también disfrutó de la enculada.