El chochito de mi hermanastra mulata me tiene loco

Hasta ahora me he controlado bastante, pero es que mi nueva hermanastra mulata me vuelve loco y ya no puedo más. Una tarde le enseñé mi polla dura y aunque al principio se resistió, al final acabó chupándomela en el sofá. Lo que pasa es que mi padre casi nos pilla y tuvimos que dejarlo… por el momento. Y es que al poco rato íbamos a salir de fiesta pero al final, preferimos echar un buen polvo en el salón, mientras mi padre dormía la siesta a pocos metros.