Comparto mi consolador con mi sobrina

Hoy mi sobrina estaba de visita por casa, pero se preparó para salir con un vestido muy ajustado y de zorra absoluto. Por un lado quería decirle que se pusiese algo más de ropa, pero su joven cuerpazo me puso a tono y decidí animarla a hacerme compañía. De hecho, terminé sacando un consolador y lo compartimos, en una tarde de sexo lésbico juntas que nunca olvidaré.