Empotro a mi cuñada en la cocina

Me ofrecí a ayudar a mi cuñada en la cocina, para preparar el almuerzo familiar. Pero como nadie nos veía y el morbo recorría su cuerpo, la muy golfa aprovechó para abalanzarse sobre mí. Llevaba tiempo pensándolo y quiso que fuese allí mismo, sobre la encimera. Le seguí el juego ya que estaba muy cachonda y muy buena, así que acabé por darle rabo y procuré que nadie de la familia se enterase de nada.


        
        

Videos XXX Relacionados

Ver más videos