Es una ventaja tener un hermanastro negro

Siempre desee experimentar el sexo interracial, por eso cuando mi madre se volvió a casar e hizo que tuviese un hermanastro negro, pensé sacarle partido. Así que un día, aparecí ante él con ganas de follar y le mostré mi cuerpo blanquito al desnudo, antes de cabalgar sobre ese enorme rabo que tanto gusto me dio.