Logro que mi suegra se corra a chorros

Al parecer, el marido de mi suegra es un poco torpe en la cama y ella, lleva mucho tiempo sin disfrutar del sexo como dios manda. No puedo consentirlo y una tarde, me ofrecí para echarle un buen polvo y hacerla disfrutar al fin a base de orgasmos. Sin duda logré mi objetivo, ya que al final, su coño acabó mojadito y chorreando con lo mucho que disfrutó, experimentando eyaculaciones jamás sentidas.