Nos usamos pajas usando nuestros pies

Se perfectamente que mi padrastro no para de fijarse en mí y que tiene unas ganas locas de follarme. Pero ambos sabemos que no estaría bien hacerlo, aunque hay otros modos de darnos placer mutuo sin que me penetre. Por eso, el otro día usando nuestros pies, disfrutamos de pajas yo en mi coño y el en su rabo, ya que al parecer es un fetichista de los pies y eso le puso cachondo perdido.