Fui pillada por mi hermanastro y le dejé metérmela

Pensé que no había nadie en casa y por eso, no dejé escapar la oportunidad de masturbarme en el suelo del salón. Pero al poco rato, acabé pillada por mi hermanastro con un calentón encima muy bestia y como no, hice que se empalmase en seguida. Al ver su polla dura le di vía libre para que me la metiese y a cuatro patas, disfruté de sus embestidas y me corrí varias veces con esa follada tan bestia.