Pillé a mi padrastro con un calentón

La verdad es que la revista me estaba entreteniendo, ya que habían chicas desnudas y me estaba poniendo muy a tono. Entonces, mi padrastro apareció y decidió hacerme compañía en el sofá, pero ver a esas modelos en lencería le puso la polla tan dura, que no pudo evitar meterme mano, hasta acabar juntos follando como perros en celo.