Pillé a mi padrastro solo y no tardé en pedirle un polvazo

No es que sea mi tipo, pero la fantasía de follarme a mi padrastro siempre ha estado presente, hasta que una tarde se me apareció de repente. Le llamé para que me ayudase a instalar un par de cosas en la ducha de casa, donde cuando lo tuve a tiro, no dudé en seducirle. El hombre se dejó llevar y tras comerle la polla como una zorra, acabé abierta de piernas y dejando que me penetrase a conciencia, hasta recibir en mi cara toda su lefa caliente.


        
        

Videos XXX Relacionados

Ver más videos