Probaré su pollón negro como sea

Un día, mientras salía de la ducha, vi por accidente el pollón negro de mi hermanastro. Desde entonces, solo puedo pensar en ese pedazo de polla y lo que sería probarlo en mi coño… pero hoy he decidido dejar de fantasear y convertir ese deseo en realidad, seduciéndole y follando con él sobre el sofá, gozando con su rabo enorme en mi estrecho coño.