Tarde de sexo lésbico con mi hermanastra

Nuestros padres nos dejaron a solas y, aunque yo iba a llamar a unas amigas para ir de compras, mi hermanastra insistió en pasar una tarde juntas. Decidí quedarme, pero pronto noté como no estaba interesada en charlar y comenzó a besarme. Me dejé llevar y cuando quise darme cuenta, estábamos teniendo sexo lésbico juntas y dándonos placer por el coño.