Tengo el arnés listo para mi hermana

En cuanto mi hermana me comentó que lo estaba pasando mal tras su último desengaño amoroso, pensé que era un buen momento para hacer uso de mi nuevo arnés. Así que lo saqué de lo armario, me lo puse en la cintura y me folle el coño de mi hermana, la cual estaba encantada con esa polla de plástico penetrando su coño depilado.