Tengo una cuñada mexicana de lo más golfa

Apenas puedo mirar a mi cuñada mexicana, ya que su cuerpazo y su preciosa cara me ponen a cien. Encima, hay días en los que se viste como una vulgar zorra y empiezo a creer que simplemente quiere follarme a lo bestia. Hoy estaba de visita por su casa y, al verse a solas conmigo, se vistió de colegiala y acabó pidiéndome que me follase su coño latino, cosa que hice hasta terminar la faena con una corrida en su rostro.