Tengo una hermanastra muy curiosa…

Sabía que mi hermanastra es un poco zorra, ya que no para de salir con sus amigas y los rumores así lo confirman. Pero además es una chica curiosa ya que, el otro día, se empeñó en preguntarme cuanto me medía la polla. Me dio un poco de corte, pero para despejar sus dudas, me saqué el rabo y no solo se lo enseñé, sino que se lo di a probar en una follada casera juntos.