Tuve el chochito de mi prima a tiro y no dudé en follármelo

Todo empezó de un modo muy inocente, pero tras un poco de juegos en la cama, tuve el chochito de mi prima a tiro. Ella se desnudó ante mi y como no, acabé con la polla más dura que una piedra, algo que tuve que aprovechar para meterle un buen polvo. Al final, los dos pudimos cumplir esa fantasía de siempre y en la cama, gozamos del sexo y terminé la faena con una buena corrida en su boca.