Una hijastra empollona y muy cachonda

Tener a una hijastra empollona, me hizo pensar que la chica no tendría mucho interés en los hombres y se centraría más en estudiar. Pero un día, la pillé a punto de follar con su chico, algo que me puso a tono. Pero aun así, les interrumpí y él chico salió despavorido. así que decidí darle una charla en la cama. Pero entre el calentón que llevaba y lo curiosa que es ella, terminamos follando y aprovechando la mañana para cabalgar juntos.