Le vi el coño a mi prima y tuve que probarlo en seguida

La tarde estaba siendo aburrida, pero todo cambio cuando al salir de la ducha con solo su bata puesta, le vi el coño a mi prima en el salón. Esa imagen me puso muy cachonda y al final, la convencí para que se metiese en el sofá conmigo, hasta practicar sexo lésbico juntas. Ambas disfrutamos haciendo la tijera y masturbándonos, mientras usábamos las lenguas para llevarnos al orgasmo mutuamente.