Visito a mi prima y acabamos practicando sexo lésbico

Desde pequeña, siempre me he pasado los veranos con mi familia del campo y en especial con mi prima. Nos llevamos muy bien y somos muy amigas, por lo que aun nos seguimos viendo siempre que me paso de visita. Una tarde entre las dos surgió algo inesperado y que nos llevó a la cama, siendo inevitable la follada lésbica que nos marcamos. Fue toda una gozada y juntas nos dimos placer comiéndonos los coños y pajeándonos con nuestros deditos.