Abrí los ojos y descubrí a mi hermanastra en mi cama buscando polla

Aun estaba abriendo los ojos pero de repente, noté como que alguien se metía en la cama y como no, se trataba de mi hermanastra. Hace tiempo que la muy golfa lleva detrás de mi y hoy, ha decidido meterse entre mis sábanas y saltar a por mi polla. No pude detenerla y al final, nos marcamos un polvete mañanero memorable, donde se la metí a fondo abierta de piernas, mientras ella no paraba de gritar de gusto.