Acabo borracho y follando con mi suegra

No pude rechazar tomarme unas copas con mi suegra, pero al poco rato terminé borracho y fui un blanco fácil para ella. Al final, la señora terminó en pelotas y montando sobre mi polla, una imagen que a mi mujer no se le olvidaría, ya que terminó por pillarnos en plena follada.