Agradecí a mi sobrina la visita que me hizo

Hace poco que me he divorciado y algo un tanto decaído, por lo que me paso el día solo en mi casa. Pero el otro día, mi sobrina vino de visita para hacerme compañía y alegrarme la tarde. Estaba muy agradecido por ello, así que quise compensarla a mi manera, por lo que terminé ofreciéndole mi rabo para que lo cabalgase a lo bestia sobre el sofá del salón.