Aidra Fox abre los ojos y empieza el día con su hermanastro encima

Aun no era la hora de levantarse, pero Aidra Fox notó una presencia extraña en su cama. Era su hermanastro que se había colado entre sus sábanas y no paraba de olerla y de acariciar su cuerpazo. La morena pronto decidió darle lo que buscaba y terminó desnuda ante el chaval, que no pudo resistirse más y terminó follándosela durante toda la mañana, empezando el día juntos con energía tras semejante polvete casero.