Anal para mi cuñada antes de la boda

Me tocó ayudar a mi cuñada a buscar el vestido perfecto para su boda, pero lo que pasó en la tienda es algo que tendré que llevarme a la tumba. Y es que tras probárselo, no pude evitar fijarme en lo sexy que estaba y ella, me pidió que me acercase. Se levantó la falda y me mostró su culazo, pidiéndome que me lo comiese y me lo follase, en un anal bestial que seguro que ni a mi hermano deja practicar.