Aprendo a follar gracias a mi padrastro y a su enorme rabo

La verdad es que hace poco que me he iniciado en el sexo y aun no estoy muy puesta. Por suerte para mi, aprendo todos los trucos para darle placer a un hombre gracias a mi padrastro. Y es que tras chuparle la polla una tarde, al día siguiente no me pude resistir y acabé dejándole darme a cuatro patas en casa y aprendiendo nuevas formas de satisfacer a un chico gracias al polvazo que nos marcamos.