Ayudo a mi abuela en sus orgasmos follando juntas

Me gusta pasar las tardes con mi abuela, pero lo que pasó el otro día con ella jamás me lo imaginé. Y es que cuando entré en su casa, la pillé desnuda y usando un juguetito que tenía guardado en secreto. Así que viendo lo necesitada de orgasmos que andaba, decidí echarle una mano y me sumé a sus orgasmos. Era tal su calentón, que me quité la ropa yo también y le eché una mano masturbando su coño y gozando juntos de una follada lésbica bestial.