Casi me destroza con su enorme polla negra

Después del polvazo que me metió mi hermanastro mulato y de lo mucho que disfruté, no pienso tener remordimientos por pensar si hicimos bien. Lo cierto es que técnicamente no somos familia y yo siempre quise probar una buena polla negra, por lo que no dudé en pedirle que me follase y que penetrase mi chochito con su enorme rabo.