Chanel Preston no pudo evitar fijarse en el rabo de su hijastro

Pensaba que no había nadie más en el baño pero cuando se acercó, Chanel Preston se fijó en su hijastro y en como se tocaba el rabo delante del espejo. Sin duda el chico estaba bien dotado y la milf tuvo que probar esa polla, así que irrumpió en el baño y sin pedirle permiso, se la chupó a lo bestia. Luego se lo llevó al dormitorio y como una fiera, montó sobre su pollón como una desesperada y en busca de orgasmos.