Cherry Kiss quiere que su abuelo le meta la polla al aire libre

Si hay algo de lo que siempre tiene ganas Cherry Kiss, es de practicar sexo y montar un buen pollón. La rubia le echa el ojo a cualquier chico pero para la ocasión, solo tenía cerca a su abuelo mientras se relajaban junto a la piscina. Empezó a quitarse el bikini y a masturbarse, hasta llamar la atención del viejo y cabalgar su rabo duro en una follada que fue toda una pasada para los dos.