Cierro el baño para disfrutar del chochito de mi madrastra

Era cuestión de tiempo que entre mi madrastra y yo pasase algo. La madurita siempre me ha puesto muy cachondo y hoy, los dos terminamos en el baño desnudos y dispuestos a hacer de todo. Y es que cuanto la tuve desnuda con ese cuerpazo a tiro, no pude resistirme a metérsela y me puse manos a la obra, así que cerré con llave y no paré de penetrarla allí mismo.