Compartí ducha con mi abuelo y salimos de allí muy cachondos

Por si necesitaba ayuda en la ducha, decidí entrar con mi abuelo y echarle una mano en el baño. Al final compartimos la bañera pero entre los dos surgió un calentón repentino, que nos llevó a besarnos allí mismo. La cosa ya no tenía vuelta atrás y buscamos un lugar más cómodo, donde terminé follada a cuatro patas y disfrutando de la energía que aun conserva ese viejito.


        

Videos XXX Relacionados

Ver más videos