Su coño pelirrojo me la puso dura como una piedra

Reconozco que las pelirrojas me pierden y encima, tengo a una de ellas como cuñada. La chica está tremenda y se que ella se ha fijado en mi, a pesar de que está casada con mi hermano. Pero una tarde y por sorpresa, me la encontré en mi piso en lencería, con su coño pelirrojo listo para mi y no pude negarme. Pronto le di a probar mi rabo y nos revolcamos en la cama, hasta termina corriéndome sobre ella con mucho gusto.