Corrida en la boca de mi hermanastra

Para demostrarme lo bien que chupa polla, mi hermanastra me pide que me tumbe y empieza a comerme la polla con su boca. La verdad es que es una fiera y me dejó el rabo bien limpio con tanto succionarla. No tardé mucho en meterle una corrida en la boca, ya que no podía aguantar más y tenía que explotar de una vez.