Creo que a mi tío le gustaron mis ubres

Decidí ponerme un buen par de ubres y el primero en verlas fue mi tío. Lo que pasa es que no esperé que acabase tan cachondo al vérmelas y al final, terminé por dejárselas probar. Lo hice en una follada casera de la que me aproveché para probar su rabo y disfrutar de esa energía que tiene y que me sorprendió en el sofá, ya que me dio con muchas ganas y sin duda, disfruté de lo lindo con él.