Su cuñada gorda lo pilla pajeándose y le echa una mano

Mientras este chico se pajeaba en la cama, su cuñada gorda lo pillaba de lleno con su rabo en la mano. El chaval intentó taparse pero parece que la obesa sintió curiosidad y ganas por aprovechar el empalme que llevaba encima. Así que se lanzó a por el chico y le echó una mano, chupándosela en su cuarto y gozando con el polvazo que le acabó metiendo.