La cuñada tetona dejó que perforase su culo hasta el fondo

Sin que su hermano supiese nada, este tipo quedó a escondidas con su cuñada tetona, la cual le pidió un masaje de pies. Empezó poco a poco y finalmente, fue subiendo hasta meterle mano y sobar su chochito. Estaba claro que la chica quería tema y al final, acabaron follando duro en la cama. De hecho, la muy golfa hasta le dejó penetrar su culo, algo que ni a su marido le deja hacer, pero que no dudó en pedirle hasta terminar con su ojete bien abierto.