De la ducha a follar con mi padre

Estaba tranquilamente en la ducha cuando, sin esperarlo, mi padre se metió dentro conmigo. Empezó a meterme mano y logró ponerme muy cachonda, tanto que acabamos saliendo y fuimos al dormitorio, para seguir con la faena en forma de follada juntos.