Los dedos y la lengua de mi abuela lograron llevarme al orgasmo

Jamás pensé que acabaría en el sofá sintiendo los dedos de mi abuela en mi coño mientras me masturbaba. Pero es que las dos somos unas cachondas y en una de las muchas visitas que le hago, acabé sin bragas y dejándole masturbar mi coño. Lo cierto es que disfruté como nunca, ya que ella tiene mucha experiencia y al final, consiguió dejarme chorreando de gusto tras comerme el chochito con esa lengua tan experimentada que tiene.


        

Videos XXX Relacionados

Ver más videos