Dejo el partido para complacer a la zorra de mi cuñada

Aunque estaba disfrutando del partido junto a mi hermano, al poco rato apareció su sexy mujer ligerita de ropa y claro, me distrajo. De repente acabamos a solas y la rubia pronto empezó a flirtear, hasta echar mano de mi rabo y chuparlo. Y es que por lo visto mi cuñada está muy insatisfecha en la cama y hoy, ha querido darse un atracón con mi rabo, antes de que mi hermano aparezca y nos pille in fraganti.