Despierta que te voy a follar el coño

Estuve un rato mirando a mi hijastra mientras dormía y entonces, levanté la sábana y me puse cachondo mirándole el culito. Entonces me dio por despertarla y mostrarle mi empalme, que sin duda quiso aprovechar. Y es que llevaba tiempo pensando en follármela y, cuando me puso su coño en bandeja, no dudé en aprovecharme.