Disfruto de las pajas de mi hijita

Tengo un trabajo muy estresante y cuando llegué a mi casa, mi hija me vio algo agobiado y cansado. A ella le encanta verme sonreír y para dejarme contento, quiso ofrecerme algo. Yo pensaba que sería un aperitivo o algo por el estilo, pero lo que acabó dándome fueron unas pajas caseras con sus manos, que lograron darme placer hasta correrme como nunca allí mismo.