Dos primas gorditas pasaron de salir para comerse los coños

Parece que el tiempo no invitaba a salir, así que estas dos primas gorditas prefirieron quedarse en casa y pasar la tarde juntas encerradas. Pensaron que hacer hasta que finalmente, una de ellas empezó a meterle mano a la otra. Estaba claro que quería sexo y como no, la otra le siguió la corriente y terminaron en pelotas en la cama comiéndose los coños mutuamente.