El coño de mi prima caliente me tienta…

Sabía que se había quedado a dormir en su casa, pero lo que nunca imaginé es que mi prima caliente acabaría en la cama abierta de piernas y masturbando su coño necesitado. De hecho, cuando la escuché gimiendo, decidí entrar y hacerle compañía, ya que no podía soportarlo más y terminé por darle placer yo mismo con mi polla.