El culito de mi hermana me encanta

Se nota que mi hermana pequeña hace ejercicio, ya que su culito es una maravilla y se ve muy bien formado. Tras llegar del curro, no pude evitar fijarme en él, a pesar del chándal que llevaba puesto. Ella se dio cuenta de que no paraba de mirarle el trasero, hasta que no pude más y terminamos follando, empotrando su coño sin parar sobre la cama.