El empalme mañanero que llevaba lo aprovechó mi tía en la cama

Como muchas mañanas, desperté con un empalme considerable que sin duda, se notaba bajo mis pantalones. Pero lo que no esperé para nada, fue abrir los ojos y encontrarme a mi tía delante mío, tocándome y deseando llevarse mi rabo a la boca. Había pasado la noche en su casa y su marido se había ido a currar, así que quiso aprovechar ese momento para zamparse mi rabo y cabalgarlo como una zorra sobre la cama, mientras yo lo grababa todo con mi móvil.


        

Videos XXX Relacionados

Ver más videos