Es un viejo verde, pero folla de lujo

A medida que me he ido haciendo mayor y he crecido, mi abuelo ha empezado a verme de un modo diferente. Ahora no para de piropearme y decirme lo buena que estoy. Se que es un viejo verde y por eso, hoy me pongo a juguetear con él, dejándole toquetear mis pies. Pero la cosa se desmadra y al final, termino dejándole probar mi coño, en una follada donde demuestra que aun le queda cuerda para rato.