Estaba cachonda y mi padre me ayudó a sofocarme en la cama

Necesitaba sofocarme como fuese, así que me puse cómoda y empecé a tocarme el coño a solas. Poco a poco fue consiguiendo llegar al orgasmo, pero siempre es mejor un buen rabo para conseguirlo. Por suerte mi padre andaba por allí y acabó echándome una mano, sacando su polla y metiéndomela a conciencia en la cama, hasta el punto de terminar ese polvazo juntos con una corrida en mi coño.


        

Videos XXX Relacionados

Ver más videos