La fantasía con mi hermanastro negro al fin se hizo realidad

Nada más conocerle, empecé a imaginarme en la cama con mi hermanastro mulato y esa fantasía rondó mi cabeza durante mucho tiempo. No podía dejar de pensar en sus músculos y sobre todo, en el pedazo de rabo que debía de tener. Pero una tarde todo cambió, ya que nos quedamos a solas en su apartamento y no dudé en pedirle sexo, algo a lo que accedió sin miramientos, hasta acabar metiéndome su enorme polla de color bien dentro de mi chochito.


        

Videos XXX Relacionados

Ver más videos