El flirteo con mi tía acaba en follada

Últimamente no me siento muy guapa pero cuando se lo dije a mi tía, ella intentó hacerme creer lo contrario. De hecho, noté un poco de flirteo por su parte, sobre todo cuando acarició mi pelo en la cama, lo que interpreté como una señal para enrollarnos. Pero ya cuando se quitó las bragas y se abrió de piernas ante mí lo confirme y al final, decidí seguir adelante y terminamos enrollándonos juntas.