Fue mucha tentación el culazo de mi hija y tuve que comérselo

Andaba solo por casa y de repente al mirar por la ventana, pude ver a mi hija desnuda y restregando su culazo contra ella. Fue demasiada tentación para mi y al final, me la llevé al sofá y acabé lamiéndoselo sin parar, mientras ella no paraba de gemir. Tenía la polla como una piedra y finalmente, acabamos echando un buen polvo juntos, que terminó con su cara y su boca llena de mi leche.


        

Videos XXX Relacionados

Ver más videos